Clima y energía Otros

Denunciamos los impactos de la saturación y masificación turística y la intensificación del turismo de cruceros

Amics de la Terra, Comitato No Grandi Navi de Venecia, Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible, Entre Barrios de Valencia, Morar me Lisboa, Ciutat por quien lo habita y GOB juntos en Palma para denunciar los impactos de la saturación y masificación turística de ciudades y territorios y la intensificación del turismo de cruceros en los puertos de la mediterránea.

Este sábado nos encontramos en Palma ante el puerto para abordar concretamente los efectos del turismo de cruceros y como este afecta la realidad social, económica de la ciudad y la isla y la sociedad no es invitada a participar en el debate.

Los cruceros: un problema en común entre Barcelona, Palma, Venecia

Palma se está convirtiendo en una ciudad escenario para los turistas que desembarcan en la ciudad con los cruceros. De hecho, este tipo de turismo, que se suma a los que pernoctan en las viviendas de Palma, vía alquiler vacacional de viviendas plurifamiliares que se comercializan de manera ilegal y a los que quieren visitar la ciudad y que llegan vía aeropuerto y se alojan en hoteles u otras zonas de la isla. Todo ello afecta, no sólo el modelo turístico de ciudad sino el modelo de ciudad en sí, la convivencia, la realidad comercial (las tiendas habituales de víveres básicos – panaderías, carnicerías, fruterías, etc. – desaparecen para dejar a souvenirs y heladerías) y la disponibilidad de espacios públicos que continuamente se ven invadidos por actividades económicas vinculadas al turismo en la ciudad (paseos y plazas, dejan de ser por los habitantes y pasan a ser invadidos por comercios, bares y restaurantes que sacan sus productos y sus mesas). ¿Quién nos ha pedido si esto es el que queríamos?

Venecia tiene un problema grave de erosión de sus canales, contaminación y saturación de la Ciutat derivado de la apuesta del turismo de Cruceros por dentro de los canales. El Comitato No Grandi Navi trabaja desde la acción directo para evitar este turismo nocivo en el marco de una ciudad donde los turismo invade todos los rincones.

 

Barcelona también se ha manifestado en varias ocasiones contra el turismo de cruceros por los efectos graves sobre la ciudad: contaminación, saturación y colapso de la Ciutat derivada de la llegada masiva de cruceros a un Puerto que ha acontecido puerto de referencia de los cruceros internacionales.

El impacto ambiental de los MEGAcruceros

La llegada de MEGAcruceros marítimos, los “gigantes de la mar”, que se venden como una actividad turística a la alza, tienen, en realidad, un escaso impacto económico a los puertos de acogida. Los cruceros son propiedad de sociedades arraigadas en paraísos fiscales y con bandera de conveniencia, como pasa también con los petrolers como por ejemplo el Prestige. La Commonwealth, es decir Gran Bretaña, domina este sector. El resultado es que los cruceros son un tipo de paraísos fiscales y laborales, tal como ha denunciado la IFT, Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (http://www.itfglobal.org/index.cfm).

Estos barcos tienen una capacidad que varía entre 2 mil y 4 mil plazas y puede llegar a los 7.000. La estancia mediana de estas ciudades flotantes es de sólo 1.49 días. El modelo turístico de los cruceros solo ser de servicio todo incluido. Los cruceristas se gastan en las islas Baleares de media unos 55.52 euros al día (http://www.inestur.es/documentos/779_es.pdf).

Los cruceros tienen que ser contemplados como ciudades flotantes, que generan residuos y demandan recursos naturales, proveídos y vertidos en Mallorca
(http://www.oceana.org/fileadmin/oceana/uploads/europe/reports/cruise_ships_eng.pdf).

Así pasa con el agua y las basuras, que tenemos que tratar con los presupuestos públicos baleares, con instalaciones que tenemos que soportar aquí todo el año. Los MEGAcruceros aumentan la demanda de estos productos, descuadrando las previsiones de los planes, como por ejemplo el Plan Hidrológico. ¿En qué medida retribuyen estos servicios los MEGAcruceros? En el caso de los grandes contaminadores, se tendría que establecer el principio de quien contamina paga. Los MEGAcruceros son “pueblos flotantes” sin control social ni político. Todo ello, hace pensar que se trata de un negocio muy poco rentable socialmente.

Las entidades denuncian la carencia de información relativa a los impactos y dicen BASTANTE!

Las entidades denuncian la carencia de transparencia e información en relación a los efectos ambientales y sobre la ciudad de la intensificación de este tipo de turismo. Palma junto con Barcelona y Venecia, decimos ¡BASTA! #stopcreuers.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest